Política de cookies

Este sitio usa cookies propias y de terceros para facilitar la navegación y obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón 'Aceptar' o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón 'Configurar cookies'

Para más información consulta nuestra Política de cookies

Configuración de cookies

Desde aquí puede activar o desactivar las cookies que utilizamos en este sitio web, a excepción de las de técnicas, que son imprescindibles. Si no selecciona ninguna opción, equivale a rechazar todas las demás cookies.

Cookies técnicas y de sesión, estrictamente necesarias

Sesión: PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_*

Permiten mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web, son imprescindibles

Técnica: config

Guarda la confiruación de cookies seleccionada por el usuario

Cookies de terceros

Google Analytics: _gat, _gid y _ga

Utilizamos estas cookies para obtener información de estadísticas de uso de nuestros visitantes. Están gestionadas por Google, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Facebook: _fbp

Cuando mostramos información incrustada de la red social Facebook, se genera automáticamente esta cookie. Está gestionada por Facebook, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Twitter: eu_cn, ct0, guest_id y personalization_id

Cuando mostramos información incrustada de la red social Twitter, se generan automáticamente estas cookies. Están gestionadas por Twitter, puedes consultar su política de cookies haciendo clic aquí

Política de cookies

CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. informa que este sitio web usa cookies para

  1. Asegurar que las páginas web puedan funcionar correctamente

  2. Recopilar información estadística anónima, como qué páginas ha visitado la persona usuaria o cuánto tiempo ha permanecido en el sitio web.

  3. Mostrar contenido de redes sociales, siempre relacionado con información de la organización de CCOO.

Informamos que contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a la de CCOO que podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.

A continuación encontrará información detallada sobre qué son las cookies, qué tipo de cookies utiliza este sitio web, cómo puede desactivarlas en su navegador y cómo bloquear específicamente la instalación de cookies de terceros.

  1. ¿Qué son las cookies?

    Las cookies son archivos que los sitios web o las aplicaciones instalan en el navegador o en el dispositivo (smartphone, tablet o televisión conectada) de la persona usuaria durante su recorrido por las páginas del sitio o por la aplicación, y sirven para almacenar información sobre su visita.

    El uso de cookies permite optimizar la navegación, adaptando la información y los servicios ofrecidos a los intereses de la persona usuaria, para proporcionarle una mejor experiencia siempre que visita el sitio web.

  2. Tipología, finalidad y funcionamiento

    Las cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando la persona usuaria cierra el navegador. Las segundas expiran cuando se cumple el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que la persona usuaria se mantenga identificada en el sitio web) o bien cuando se borran manualmente.

    Adicionalmente, en función de su objetivo, las cookies utilizadas pueden clasificarse de la siguiente forma:

    • Estrictamente necesarias (técnicas): Son aquellas imprescindibles para el correcto funcionamiento de la página. Normalmente se generan cuando la persona usuaria accede al sitio web o inicia sesión en el mismo y se utilizan para identificarle en el sitio web con los siguientes objetivos:

      • Mantener la persona usuaria identificada de forma que, si abandona el sitio web, el navegador o el dispositivo y en otro momento vuelve a acceder a dicho sitio web, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse

      • Comprobar si la persona usuaria está autorizada para acceder a ciertos servicios o zonas del sitio web

    • De rendimiento: Se utilizan para mejorar la experiencia de navegación y optimizar el funcionamiento del sitio web

    • Analíticas: Recopilan información sobre la experiencia de navegación de la persona usuaria en el sitio web, normalmente de forma anónima, aunque en ocasiones también permiten identificar de manera única e inequívoca a la persona usuaria con el fin de obtener informes sobre los intereses de la persona usuaria en los servicios que ofrece el sitio web.

    Para más información puedes consultar la guía sobre el uso de las cookies elaborada por la Agencia Española de Protección de Datos en https://www.aepd.es/sites/default/files/2020-07/guia-cookies.pdf

  3. Cookies utilizadas en este sitio web

    A continuación, se muestra una tabla con las cookies utilizadas en este sitio web, incorporando un criterio de "nivel de intrusividad" apoyado en una escala del 1 al 3, en la que:

    Nivel 1: se corresponde con cookies estrictamente necesarias para la prestación del propio servicio solicitado por la persona usuaria.

    Nivel 2: se corresponde con cookies de rendimiento (anónimas) necesarias para el mantenimiento de contenidos y navegación, de las que solo es necesario informar sobre su existencia.

    Nivel 3: se corresponde con cookies gestionadas por terceros que permiten el seguimiento de la persona usuaria a través de webs de las que CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. no es titular. Puede corresponderse con cookies donde se identifica a la persona usuaria de manera única y evidente.

    TABLA DE COOKIES UTILIZADAS
    CookieDuraciónTipoPropósitoIntrusividad
    PHPSESSID, SERVERID, Incap_ses_*_* y visid_incap_* Sesión Imprescindibles Mantener la coherencia de la navegación y optimizar el rendimiento del sitio web 1
    config 1 año Imprescindibles Guardar la configuración de cookies seleccionada por el usuario 2
    Google Analytics (_gat, _gid y _ga) 24 horas Analítica, de terceros (Google) Permitir la medición y análisis de la navegación en las páginas web 3
    Facebook (_fbp) 3 meses Terceros (Facebook) Mostrar información incrustada de la red social Facebook 3
    Twitter (eu_cn, ct0, guest_id, personalization_id) Sesión Terceros (Twitter) Mostrar información incrustada de la red social Twitter 3

    Desde los siguientes enlaces puedes consultar la política de cookies de terceros: Política de cookies de Google, Política de cookies de Facebook, Política de cookies de Twiter

  4. Deshabilitar el uso de cookies

    La persona usuaria en el momento de iniciar la navegación de la web, configuró la preferencia de cookies.

    Si en un momento posterior desea cambiarla, puede hacerlo a través de la configuración del navegador.

    Si la persona usuaria así lo desea, es posible dejar de aceptar las cookies del navegador, o dejar de aceptar las cookies de un servicio en particular.

    Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las Opciones o Preferencias del menú del navegador.

    La persona usuaria podrá, en cualquier momento, deshabilitar el uso de cookies en este sitio web utilizando su navegador. Hay que tener en cuenta que la configuración de cada navegador es diferente. Puede consultar el botón de ayuda o bien visitar los siguientes enlaces de cada navegador donde le indicará como hacerlo: Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari

    También existen otras herramientas de terceros, disponibles on-line, que permiten a la persona usuaria gestionar las cookies.

  5. ¿Qué ocurre al deshabilitar las cookies?

    Algunas funcionalidades y servicios pueden quedar deshabilitados, tener un comportamiento diferente al esperado o incluso que se degrade notablemente la experiencia de navegación de la persona usuaria.

  6. Actualización de la Política de cookies

    CONFEDERACION SINDICAL DE CC.OO. puede modificar esta política de cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a la persona usuaria que la visite periódicamente.

    Cuando se produzcan cambios significativos en esta política de cookies, se comunicará a través de la web.

6

feb 2009

Señores, no nos insulten

6 de Febrero de 2009. CCOO PV


El lunes pasado, después de la reunión de algunos banqueros con el presidente del gobierno y al término de la misma me quedé perplejo ó para ser más claros, indignado ante las declaraciones de esos señores, si se les puede llamar así.

Decían sin ningún rubor ni rigor, que la culpa de la situación financiera era consecuencia, o mejor dicho, tenían la culpa los ciudadanos y los pequeños empresario porque se habían endeudado mas allá de lo que podían soportar; decían esto y se quedaban tan anchos; a muchos ciudadanos se nos revolvieron las tripas tras escucharles.

Ustedes no recuerdan que cuando hace poco tiempo iba un empresario a pedir un préstamo pongamos por ejemplo 40.000 euros y ustedes le decían "no seas tonto, cuarenta no, ochenta, que está bajo el interés y tus ganancias se van a multiplicar" y más si los invertía en el sector inmobiliario, en este caso ¿quién incitaba al endeudamiento? Ustedes con su actitud.

Ustedes han financiado grandes operaciones urbanísticas que en algunos casos no estaban ni siquiera calificado el suelo como urbanizable, según ustedes la única exigencia como aval era suponer que el urbanizador tenía capacidad para inclinar la voluntad del político que recalificaría, pero esto también les falló; ejemplos hay, financiaron al celebre Pocero en Seseña sin garantías, sin los permisos necesarios para la habitabilidad de las viviendas y ahora se han tenido que quedar con las viviendas para cobrar la deuda; de eso también tienen la culpa los ciudadanos y el pequeño empresario. Lo que está pasando es que los recursos que les ha facilitado el gobierno seguro que los utilizarán justamente para dar hipotecas a esas viviendas que ustedes tienen necesidad de vender.

Y qué decir de la deuda que tienen ustedes con los bancos extranjeros, que por cierto parece que han de hacer efectivas a muy corto plazo. Me temo que el grueso de esos recursos que les da el gobierno de todos los ciudadanos vaya destinado a pagar esta deuda. ¿Acaso se endeudaron ustedes para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y las empresas? Ó ¿lo hicieron para apoyar un desarrollo económico serio y de futuro?. No mientan, lo hicieron porque jugaron y jalearon esa economía especulativa y de grandísimos beneficios para su sector, ustedes eran conscientes de que hinchaban una burbuja que explotaría, pero ¡qué más da!, eso les generaba cuantiosos beneficios y era lo único que les importaba, pero miren, la vida pone a cada uno en su lugar y espero que a ustedes también les ponga.

Es muy fuerte, yo diría que ofenden a esos trabajadores y trabajadoras, que han perdido su empleo y pueden perder la vivienda que tanto sacrificio les supuso, ó a esos empresarios que pierden su negocio por culpa de una financiación que les niegan. Es muy duro y más cuando siguen presentando ostentosos beneficios y parece que tampoco van a peligrar sus grandes mansiones, sus fincas y yates, del mismo modo que seguirán manteniendo las fastuosas indemnizaciones a los altos directivos, mientras tienen contratados a muchos trabajadores por medio de empresas de servicios, cobrando ochocientos euros al mes.



¿Cómo se atreven a culpar a los ciudadanos del endeudamiento?. No se acuerdan cuando no hace mucho tiempo un ciudadano quería comprarse una vivienda y sus, más o menos, propios peritos valoraban muy por encima el valor del piso, para que con la hipoteca pudiera pagar la totalidad de la vivienda y no tener que pagar el veinte por ciento de la entrada, de manera que se hipotecara durante cuarenta años, ¿quién incitaba al adeudamiento?, ¿Quién alteraba el valor de los bienes?.

Hoy las entidades financieras, causantes principales de la situación, además están siendo el tapón para la recuperación económica; Quizás no les interés que se vaya arreglando, puede ser que para ustedes sea preferible asfixiar más a la economía real para así recibir más ayudas y trasvasar su deuda a los ciudadanos y al propio Estado, hasta el punto que unos y otro se encuentren en situación de insolvencia para que entonces ustedes, desde una posición saneada se erijan en salvadores del gobierno, como se suele decir salvadores de la patria, pero a qué precio y en qué condiciones. Esperemos que Zapatero se dé cuenta de esta jugada.

Le pido a mi gobierno que no les ruegue, que no les pida como mendigando la necesidad de que financian, les debe exigir con firmeza esa financiación y tiene mecanismos suficientes, pónganse en marcha, porque ellos no pueden ser intocables. Estamos en una situación de emergencia nacional y esto es una realidad viendo los datos del desempleo. El conjunto del Estado, sus ciudadanos no pueden admitir un chantaje de tamaña dimensión, por ello puede ser hora de que se pongan en marcha los mecanismos de nuestra Constitución y el Consejo de Ministro actúe con los decretos correspondiente.

Toda economía requiere de un sector financiero que cumpla la función para la que está, si no lo hace hemos de poner remedio, de manera que se rescate una parte del mismo para configurar una banca pública, como siempre existió y debe volver a existir, desde la que se canalice los prestamos hipotecarios, principalmente de las vivienda que tienen subvención y desde la que se garantice el funcionamiento normal de nuestros sectores productivos. Reforzar la presencia del Estado en este sector es hoy fundamental.

P.D. Les hago una pregunta a los banqueros de este querido país: ¿cómo se restringe el crédito o se ponen muchas cautelas allá donde se necesita y a la vez recibimos en casa todos los días cartas de entidades financieras, ofreciéndonos quince mil euros con solo una firma? Debe tener una explicación, en la letra pequeña dice que se cobran un interés por encima de catorce por ciento. Ustedes que suelen ser de profundas convicciones religiosas ¿cómo pueden obtener el dinero al dos por ciento y prestarlo al catorce?. Aparte de otras consideraciones, en todas las culturas, desde cualquier concepción religiosa o moral, a esas cosas se les llama usura.

Y no digamos nada de esas bonitas tarjetas que te dan tres mil euros para poder gastar y el interés te lo ponen en torno al veinticuatro por ciento, sin palabras.

Últimas entradas