29

jun 2012

Atraco a ?reforma armada? en EMT

29 de Junio de 2012. Jaime Collado Villanueva

Por Jaime Collado Villanueva. Secretario General de CCOO en EMT


Medio oculto entre una avalancha de noticias sobre despidos colectivos, rebajas de salarios, y pérdida de derechos, fruto de una reforma que, supuestamente, iba a fomentar el empleo, en la Empresa Municipal de Transportes de Valencia, EMT, se está produciendo lo más parecido a un delito laboral.  Porque, aunque se podría llegar a entender un ajuste de salarios por motivos económicos, lo que pretende el Ayuntamiento de Valencia es un ajuste de cuentas por motivos políticos.

El Consistorio, como único propietario, maneja a la EMT a su antojo. Coloca en los máximos puestos directivos a personas sin experiencia, pero con afinidad política. Se vanagloria en su publicidad de subvencionar la mayoría de los títulos de viaje, pero empeora año tras año la oferta de servicio. Renuncia a explotar líneas muy lucrativas, pero, casualmente, las explotan empresas privadas. Todo ello con la consiguiente pérdida de pasajeros e ingresos. Esto le ha ocasionando a la empresa un déficit creciente, que el Ayuntamiento ha ido cubriendo hasta ahora. Aunque lleva años manteniendo a la empresa al borde de la quiebra técnica.

Pero este año han tenido una idea para sanear la empresa. Han decidido que sean los trabajadores quienes paguen la ineptitud de los directivos, y los caprichos de los políticos. El método: aportar 10 millones de euros menos de los que necesita la empresa para funcionar. El medio: la reforma laboral. Y a fecha de hoy, el chantaje intolerable pende como una espada de Damocles sobre la plantilla de EMT: o te rebajas el sueldo, o te despido.

Hasta aquí, nada que nos diferencie de otros miles de trabajadores, salvo un importante detalle. El Ayuntamiento no solo exige una rebaja en nuestras nóminas de esos 10 millones que dice que no tiene. Es que exige mucho más, incluido el desmantelamiento de nuestro convenio, la privatización de muchos de los servicios que prestamos, y sin ninguna garantía de mantenimiento del empleo. Y todo esto en el año en que se ha firmado un convenio para el resto de trabajadores municipales, con una congelación salarial, que no es poco, pero con mantenimiento del empleo.

La alcaldesa presume de la situación económica del Ayuntamiento, y se jacta de no deber dinero a ningún proveedor. Pues a sus 1500 trabajadores de EMT, sí nos debe. No sabemos en qué acabará este acoso político a unos trabajadores, pero queremos dejar claro que lucharemos hasta el final.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.