5

jun 2013

Preservar el medio ambiente creando empleo

5 de Junio de 2013. Consuelo Jarabo Latorre

Por Consuelo Jarabo Latorre. Secretaria de Medio Ambiente de CCOO PV


La administración nos sorprende cada día con actuaciones que ponen en riesgo el patrimonio natural, o, lo que es más grave, la salud de la ciudadanía valenciana. Quienes queremos a esta tierra mostramos nuestro desacuerdo ante la prevalencia del interés privado frente al de toda la población y ante la contaminación de nuestros recursos naturales. Todo a causa de la ineptitud de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

En el tratamiento de residuos, el Consell hace una clara apuesta por la incineración, la forma más insostenible y peligrosa de proceder, para intentar resolver la mala gestión de los últimos años. Reducir, reciclar y reutilizar han sido términos poco utilizados y así se han saturado los vertederos, obligando al tránsito de residuos a lo largo y ancho de nuestro territorio. La apuesta por estas tres ?erres? podría generar una gran cantidad de puestos de trabajo, pero la Conselleria lo obvia.

En lugar de implantar energías renovables, el Consell sigue interesado en buscar fuentes externas que nos conviertan en totalmente dependientes. En el caso de las prospecciones de hidrocarburos, la fractura hidráulica (fracking) supondría poner en riesgo la salud de las personas y, sobre todo, la salubridad de agua, en este caso del acuífero del Maestrat. Por otro lado, las prospecciones en las costas valencianas supondrán impactos irreparables como la alteración del ecosistema marino y repercusiones en pesca, el turismo y servicios asociados.

Para la conservación del medio natural es imprescindible la dotación de los recursos materiales y humanos de prevención y de extinción de incendios forestales. Así se evitaría la pérdida de biodiversidad, de actividades productivas y económicas con sus puestos de trabajo, y, frecuentemente, de vidas humanas.

El Plan de Acción Territorial Forestal debería servir como instrumento de ordenación y preservación de la masa forestal. Sin embargo, al eliminar requisitos importantes que impedían declarar una zona forestal como urbanizable, se pierde la protección que le proporcionaba la ley forestal. Esto permitirá sacar un beneficio económico rápido a unos pocos a costa de degradar los bosques, como propicia la decisión de la Generalitat de sacar a subasta determinados espacios forestales para la explotación privada durante 20 años.

Por lo que respecta al agua, siguen pendientes de aprobación los planes de cuenca, como el del Júcar. Ello impide trabajar seriamente por la mejora de la salud de nuestros ríos y por que podamos tener agua suficiente y de calidad. La gestión del agua debe ser pública y contar con la participación ciudadana, asumiendo retos de ahorro, eficiencia y conservación.

Es necesario, y así lo defiende CCOO PV, un desarrollo del territorio más equilibrado. Una de las vías es potenciar las energías renovables, el fomento técnicas agrícolas, la silvicultura, el turismo rural, cultural y ecológico de calidad. En otras palabras, generar puestos de trabajo y proteger nuestros recursos naturales, para que la ciudadanía y el medio ambiente tengan opciones de futuro.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.