7

oct 2013

Trabajo Decente: Organízate

7 de Octubre de 2013. CCOO PV


Hoy, lunes 7 de octubre de 2013 es una jornada internacional por el trabajo decente que fue impulsada por la Confederación Sindical Internacional por primera vez en 2008. Trabajo decente que se entiende entorno a los siguientes elementos: empleo, derechos, protección social y diálogo social. Y además, teniendo en cuenta el mundo globalizado tiene como objetivo reivindicar normas de carácter universal que regulen el trabajo y sus condiciones. Este año ponemos el acento en reivindicar empleo decente, pensiones dignas y servicios públicos universales, y yo uno como la CSI la necesidad de que para tirar de estas reivindicaciones necesitamos más que nunca que los trabajadores/as se ORGANICEN en sindicatos de clase.

Estos días seguimos padeciendo la realidad que en forma de datos nos dan una foto fija de cual es el estado del mundo del trabajo a escala planetaria pero que en nuestro territorio, en nuestras comarcas nos habla de que al menos el 25% de la población vive bajo el umbral de la pobreza, 220.586 trabajadores/as en desempleo, de los que aproximadamente un 50% no recibe ninguna prestación económica, 292.126 pensionistas que cobran como media una pensión de 745.90 euros, y unos salarios medios que rondan los 15 mil euros anuales, a lo que tenemos que unir que en este pais hay alrededor de 11 millones de mileuristas que supone que ganamos hasta un 33% menos que los trabajadores/a de la Europa de los 15. La economía sumergida en nuestra provincia campa a sus anchas y lo único que hace el gobierno del PP es perseguir al trabajador/a, al que cobra el paro, al que no tiene contrato,  en vez de centralizar recursos en la detección del fraude, y en censurar abiertamente a los que explotan. Es un drama que la propia administración se convierta en un generador de destrucción  de empleo público y procurador de precariedad, que no pague a sus propios proveedores y que estos le pasen a sus plantillas el chantaje, cuantas trabajadoras/es van a su empleo todos los días y llevan meses sin cobrar?, por ejemplo, las trabajadoras de la limpieza de los centros del Servef, UNILIMP S.L, cuantas trabajadoras y trabajadores han visto reducidas sus jornadas y salarios de un día a otro porque la Administración no se hace cargo de ninguna responsabilidad sobre las clases populares. Y sigue adentrándose en este debilitamiento desmontando los servicios públicos que pagamos y usamos la clase trabajadora mayormente, la educación pública accesible para los jóvenes de familias trabajadoras? Ya no, la sanidad pública desmontándose con cierres de plantas hospitalarias, derivación de pacientes de la pública a la privada, cierres de centros de salud, no reposición de personal, planes de choque para la privada mientras que se produce una desinversión absoluta en la pública como venimos denunciando semanalmente en diferentes medios, una administración que promueve unos servicios sociales que nada quieren saber de personas dependientes, discapacitadas, mujeres victimas de violencia de género, personas mayores en la indigencia, y que sustituye el derecho por la beneficencia, la garantía del estado por la caridad de dios, y una reforma de las pensiones que es innecesaria, injusta, empobrecedora y que será motivo de movilizaciones en noviembre en el marco de la cumbre social y todos aquellos colectivos que venimos haciendo frente a este chantaje, antes y ahora.

Que las políticas austericidas enarboladas por la Troika y asumidas por los gobiernos conservadores amantes fervientes del neoliberalismo característico de este capitalismo de casino en el que todavía vivimos tiene su traducción en todo lo anterior es bien sabido y padecido por la mayoría de la población.
Y es desde este contexto que desde CC.OO asumimos el trabajo decente reivindicando el papel que debe jugar el sindicalismo de clase y por lo tanto la organización de la clase trabajadora para la defensa de nuestros intereses tanto en el terreno laboral como en aquellos otros ámbitos de la vida que condicionan nuestras vidas.

Por eso, la defensa del trabajo decente guarda estrecha relación con el derecho a la negociación colectiva y a la libertad sindical y a nuestro poder en la concertación social.  Avanzar en el trabajo decente no implica solamente objetivos relacionados con el empleo, sino también con la vertiente sociopolítica que desde el sindicalismo de clase sabemos bien.

El sindicalismo de clase es además uno de los principales valedores del estado social y democrático, y que además reconoce nuestra Constitución en su artículo 7, por ello también los sindicatos, unos más que otros, hemos sido objeto de campañas mediaticas y políticas financiadas por los más interesados en mantener el status quo del capital donde se nos ha estado machacando sistemáticamente de cara a deslegitimar nuestra capacidad organizadora y de gestión de los miles de conflictos laborales y sociales que venimos canalizando.

La cobertura media de la Negociación colectiva en la UE-27 alcanza los dos tercios del total de la clase trabajadora, siendo España uno de los paises con más altas tasas en esta materia, entre un sesenta y 70%, mientras que la tasa de afiliación a un sindicato es del 19.9% sobre la población asalariada, algo por debajo de la media europea.

Sin embargo, nuestro modelo de relaciones laborales, el impacto de la negociación colectiva es de aplicación general, afiliado o no a un sindicato, activo o no sindical.

Que el Gobierno de España elaborara una reforma laboral, y que fue objeto de una convocatoria de huelga general en marzo del 2012, cuyo centro principal estaba en una desarticulación importante de la negociación colectiva no es baladí. Ellos saben muy bien que no hay mayor poder que aquel del que se es consciente y se organiza.

Desde CC.OO sabemos que a más sindicato de clase en la empresa y como interlocutor social más  capacidad de ser parte contratante a la hora de incidir en el freno a estas reformas contra la clase trabajadora y ciudadanía en general.

La participación de los trabajadores y trabajadoras en general, con empleo o sin, es indispensable para generar espacios de discusión y toma de decisiones sobre a dónde queremos llegar, cómo lo queremos articular.

El valor del trabajo decente es fundamental para nuestras vidas, solo tenemos nuestras manos y talento para hacernos valer, para vivir acorde al respeto de unos mínimos donde la libertad, la igualdad, la dignidad son inexpropiables a nuestro estar en el mundo. Si ponemos el valor en la importancia de lo colectivo frente a lo individual, si socializamos nuestras fuerzas generando confianzas y buenas prácticas, si tenemos claro quienes somos y hacia quien debemos dirigir nuestro rechazo, si empoderamos a quienes nos respetan y representan con honestidad, el camino hacia la reparación y la conquista de un nuevo marco social, económico y político será posible.

El divide y vencerás es una máxima del capital mirando hacia abajo, hacia el trabajo. No se lo pongamos fácil, sobre todo porque todavía guardamos la esperanza de que hay un mundo más justo por construir y legar a nuestra gente. Hoy a las 12:30h. CC.OO y UGT tenemos una movilización de protesta para seguir visualizando nuestro rechazo a todos los recortes y tropelías del gobierno y sus aliados, y que la alternativa pasa por la generación de empleo decente para todos y todas, pensiones dignas y unos servicios públicos de calidad, y esto será posible con tu ayuda organizándote.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.