26

ene 2015

El Camp de Morvedre precisa recuperar su sector industrial

26 de Enero de 2015. Begoña Cortijo Garnes

Artículo de Begoña Cortijo, secretaria general de Camp de Morvedre de CCOO.


En un marco capitalista, cada vez más globalizado y más competitivo, nos encontramos con decisiones de deslocalización y centralización de las producciones en otros lugares, como ocurrió con PROSIDMED. En ocasiones es la gestión de las direcciones la que ha provocado la mala situación financiera, que no industrial, del conjunto del grupo de empresas al que pertenece, lo que causa el desplome de la actividad e incluso la paralización total, como es el caso de TUMESA y Thyssen Ros Casares. Otras veces, factorías emblemáticas de nuestra Comarca como TK GALMED o BOSAL, sufren los efectos trágicos de decisiones exclusivamente mercantilistas adoptadas por los centros de decisión de sus grupos empresariales. Sea cual sea el motivo, la parte más débiles, los trabajadores y trabajadoras, son los que se llevan la peor parte, perdiendo el empleo, perdiendo parte de sus salarios, empeorando sus condiciones laborales y en el peor de los casos perdiendo su salud por los recortes que se producen en la aplicación de medidas de seguridad y prevención. Los cierres y las bajadas de producción no sólo suponen una pérdida importante de empleo directo, sino que también conllevan una merma fundamental en la actividad económica e industrial que da vida a esta Comarca, repercutiendo, como efecto domino, en el resto de la economía de la comarca. Las reformas y leyes aprobadas en los últimos años benefician esta situación, dejándonos muchas de las veces a los trabajadores y trabajadoras sin las herramientas necesarias para combatir, pero para la clase trabajadora nunca fue fácil y no lo iba a ser ahora. Debemos continuar luchando por nuestro presente y nuestro futuro. En los despachos, en los juzgados y en la calle se está librando una batalla, otra más, no sólo por evitar el cierre de una factoría, sino por salvaguardar nuestra identidad como comarca, una identidad marcadamente industrial y productiva. Por eso, desde CCOO, creemos que es necesario promover una actuación conjunta de todas las administraciones públicas - local, autonómica, estatal y europea - en la línea de declarar a Sagunto y su comarca como Zona de Actuación Industrial Preferente, de manera similar a la lograda tras la reconversión industrial de los años 80 del pasado siglo. Para ello, además de conseguir compromisos de inversión en partidas específicas que posibiliten llevar a cabo las inversiones en infraestructuras viarias, ferroviarias y portuarias que permitan poner en valor el suelo industrial de Sagunto, se deben establecer mecanismos de búsqueda y financiación de proyectos industriales que regeneren nuestro maltrecho tejido industrial llenando de empresas nuestros polígonos industriales.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.