30

mar 2015

Participar en la construcción social

30 de Marzo de 2015. Paco Molina Balaguer

Por Paco Molina Balaguer, secretario general de CCOO PV


En la última sesión plenaria de Les Corts Valencianes se aprobó la Ley de Participación y de Colaboración Institucional. Un texto que nació contra las organizaciones sindicales y patronales, pero que hemos sido capaces de reconducir y mejorar significativamente, consiguiendo un amplio consenso. Tras un dilatado proceso de discusión y enmiendas, finalmente ha sido refrendada por PP, PSPV-PSOE y EUPV, con la única abstención de Compromís. Puede parecer que no llega en el momento más oportuno, en nuestra opinión, llega tarde, pues esta Comunidad ha sido de las últimas en contar con el reconocimiento del papel institucional de los agentes sociales.
 
El anclaje de este derecho se encuentra en la propia Constitución Española y en nuestro Estatut d"autonomia que consagra a las organizaciones sindicales como uno de los pilares básicos del Estado social y democrático de derecho. Representamos intereses generales, los que afectan a la mayoría de trabajadores y trabajadoras, en los diversos consejos de participación, empresas y organismos públicos.
 
Lo hacemos porque antes hemos concurrido a miles de citas electorales en las empresas que han avalado nuestras candidaturas, otorgándonos la condición de "sindicato más representativo". En CCOO PV la ostentamos actualmente y trabajamos día a día para seguir siéndolo, pero somos conscientes de que se pone en cuestión con cada nuevo proceso electoral. Es lícito no compartir los requisitos para acceder a esa condición, pero, para modificarlos, nada puede hacer Les Corts, ya que los marca la Ley Orgánica de Libertad Sindical (LOLS) aprobada en 1985.
 
La nueva ley autonómica aborda de manera diferenciada la participación y la colaboración institucional. Para la primera, prevé una compensación económica suficiente para cubrir los gastos derivados de la preparación y asistencia a las reuniones de organismos como el CES, Servef, Fogasa, INVASSAT; consejos de salud, escolares, universitarios, de tercera edad, de bienestar, agrarios, de medio ambiente, de consumo; comisiones de control de precios, de planes de pensiones, portuarias, de formación profesional, de mutuas, de calidad del aire; negociación de pactos locales de empleo... así hasta una lista que ronda los 300 que puede ser consultada en nuestra página web.
 
Desde CCOO PV consideramos que el coste de ese trabajo no es justo que lo asuma únicamente nuestra afiliación sindical. Negociamos para el conjunto, acordamos en aras a lo que entendemos que empuja hacia el bien común, sin más interés corporativo que el que se deriva del difícil equilibrio a que nos compromete la solidaridad de clase.
 
Sin lugar a dudas, daremos cuenta de la labor desarrollada por nuestros representantes y del destino de cada euro público que recibamos, aunque no nos obligue la ley, un camino que ya hemos comenzado publicando nuestras cuentas anuales. Lo haremos por responsabilidad, porque nos creemos que es necesario regenerar las prácticas de transparencia de las organizaciones. Para quienes han entendido que esta consignación presupuestaria rescata nuestras finanzas, un dato: no alcanza el 7,5% de nuestro Presupuesto para 2015.
 
La otra pata de la ley, la colaboración institucional, que se destina a programas de impulso de la actividad económica y sociolaboral, queda abierta a la libre concurrencia. No toca, en cambio, las ayudas que reciben los sindicatos por cada delegado o delegada que se obtiene en las elecciones, independientemente de la representatividad que se alcance. Tampoco imposibilita el impulso de otros escenarios de participación social. Lo que sí establece como espacio permanente de concertación es la Mesa de Diálogo Social, un elemento que debería haber sido crucial en esta coyuntura económica y del que no ha hecho precisamente gala el Gobierno valenciano.
 
El marco estable que otorga la ley, nos permite no estar tan supeditados a los vaivenes políticos, para cumplir la función social a la que se nos llama, desde la autonomía que, a pulso, hemos ido ganando. Ese es el compromiso que, como secretario general, adquiero, el de que CCOO PV colabore en la construcción de una sociedad valenciana que ponga en el centro los problemas de la mayoría de ciudadanía, especialmente de la que se encuentra en situaciones de mayor vulnerabilidad. Que se los atienda desde lo global, incidiendo en las políticas autonómicas, pero también desde lo pequeño, desde cada pueblo, cada empresa.
 

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.