24

abr 2016

Luchar por el trabajador y por los refugiados

24 de Abril de 2016. Josep Antoni Carrascosa

Cuántas razones tienen hoy los trabajadores y las trabajadoras para movilizarse, dando su apoyo, participando en las manifestaciones convocadas por los sindicatos de clase? Pues bien, el glosario de agravios es bastante extenso y objetivo. No somos solamente Comisiones Obreras, como representantes legítimos y legitimados ante los trabajadores por sus votos en las elecciones sindicales, los que decimos que la crisis se ha llevado por delante derechos y beneficios sociales de la mayoría de la sociedad.


Hoy, las rentas del capital superan a las del trabajo, la pobreza laboral y social se han convertido en las señas de identidad de una sociedad que esta pagando el desmadre de la corrupción financiera y política. Las personas en riesgo de exclusión social, el nuevo precariado laboral, y el paro juvenil son fruto de bastantes informes de diferentes organizaciones sociales que trabajan en el mundo de la solidaridad y saben muy bien el nivel de desigualdad que esta situación esta creando e impulsando cada vez más un modelo de sociedad dual.

Hoy los parámetros del déficit público mandatado por la UE, por eso, la reforma del artículo 135 de CE (constitución española) auspiciada por el PP-PSOE, la macro economía situada en las grandes corporaciones financieras y empresas de Ibex, es lo único que importa en la lectura política de la coyuntura económica de España y la Unión Europea. Por eso el crecimiento económico no se está traduciendo en la reducción drástica del paro y en nuevos empleos en condiciones con trabajo digno y con derechos. Cabe recordar que el 95% de los contratos son de carácter temporal, y a tiempo parcial, sobrepasando el 20% de paro. Y no se pueden solucionar los problemas con las mismas ideas que los originaron! Es verdad, acertó Albert Eisten con esta reflexión.

El mundo globalizado de hoy necesita de controles y gobernanza democrática para responder desde la ética y la regeneración para la recuperación de una economía basada en el precepto de economía social de mercado. Los trabajadores y las trabajadoras europeos exigimos un nuevo impulso político para la aplicación de la carta social europea y avanzar hacia la convergencia fiscal y salarial. Exigimos poner en el centro de las políticas el derecho al trabajo con derechos y para eso hay que derogar la reforma laboral de Rajoy, así como, el artículo 315.3 que penaliza el derecho a la Huelga. El crecimiento económico no puede responder y basarse solamente en la estrategia de bajos salarios y desregulación laboral.

Esa estrategia de competitividad neoliberal solamente ha conseguido desigualdad, pobreza y paro masivo. Necesitamos un nuevo modelo productivo que incorpore innovación a nuestros sectores, dimensionar y poner en valor la Formación Profesional, una política basada en la sostenibilidad medioambiental, y a la vez una reforma fiscal que no castigue mas a los trabajadores y clases medias, mientras los grandes patrimonios y cooperaciones de inversiones financieras se llevan el dinero a los paraísos fiscales, otra idea de modelo de inversión productiva.

El 60% de PIB de España obedece al consumo de las personas y ahí la recuperación de los salarios, son pieza fundamental para mantener la capacidad adquisitiva de los trabajadores y las trabajadores en activo y pensionistas para proteger el tejido de las pymes (Pequeña y mediana empresa) que es donde reside el 80% de los puestos de trabajo.

Tenemos derecho a exigir el mantenimiento del estado de bienestar, es decir, la recuperación de inversiones en la sanidad y educación públicas, además de las prestaciones sociales y por desempleo, cuya tasa de cobertura se encuentra en mínimos históricos, así, mas de la mitad de los parados no percibe prestación. Este 1º de mayo de 2016 sin duda alguna también lleva una carga de indignación contra el acuerdo de la UE y Turquía sobre los refugiados de Siria y Líbano, ciudadanos que huyen de la guerra, el terrorismo, las dictaduras, el hambre y la miseria. Es una vergüenza, la Unión europea no puede quitarse de encima este problema a través de un acuerdo mercantil con Turquía, las personas no son ilegales y menos manada. Hasta aquí algunas de las razones de hoy para pedir a los trabajadores y las trabajadoras que participen en las manifestaciones del 1.º de mayo.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.