28

abr 2016

Una lacra social que no cesa

28 de Abril de 2016. Consuelo Jarabo

La secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO PV, Consuelo Jarabo, analiza la situación de la salud laboral y la siniestralidad en las empresas, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo.


La mejora en las condiciones de trabajo ha sido y es una reivindicación sindical permanente, con la exigencia del cumplimiento de la normativa vigente en cada momento, desde el Reglamento General de Seguridad e Higiene en el Trabajo de 1940 hasta la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales, de 1995.

La legislación ha recogido siempre la obligación del Estado de velar por la salud y la integridad física del trabajador en la lucha contra los riesgos profesionales. También ha recogido la necesidad de desarrollar una política de protección de la salud de los trabajadores mediante la prevención de los riesgos derivados de su trabajo. Sin embargo, no solo no se ha conseguido eliminar ni los accidentes ni las enfermedades profesionales, sino que, periódicamente, los datos se disparan.

Desde 2013 ha habido un aumento constante del número total de accidentes y también de los mortales. Para CCOO PV hay múltiples causas para esta subida: la sucesión de normas que han endurecido las condiciones de trabajo, como la Reforma Laboral, que ha aumentado la precariedad, la llamada Ley de Mutuas, y la externalización de muchas tareas, entre otras.

Sin embargo, siendo los datos muy preocupantes, merece la pena llamar la atención en la ocultación que se está haciendo de los mismos. En los últimos años, estamos viendo como ante un accidente o daño producido en lugar y tiempo de trabajo, algunas mutuas lo resuelven con un “descanso preventivo”, incluso hasta de 7 días, pero no le dan la calificación de accidente de trabajo. Las empresas no hacen la oportuna declaración, por lo que el resultado es un accidente inexistente, con lo que no se investigarán las causas y por tanto no se aplicarán medidas para evitar que se vuelva a producir.

Lo mismo pasa con las enfermedades profesionales. A pesar de que el sistema de alerta en nuestro territorio ha hecho que aumenten las declaraciones, sigue existiendo un subregistro importante. Como muestra, las enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos en el 2015: solo dos casos registrados en todo el País Valenciano. Otro dato a considerar es que del total de las 2814 enfermedades profesionales, 1975 lo fueron sin baja médica.

Esta situación exige cambios en la normativa, el aumento de los recursos materiales y humanos de la Inspección de Trabajo y del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo. Que las empresas vuelvan a poner la prevención de riesgos laborales entre sus principales objetivos y den valor a la participación de los trabajadores a través de los delegados de prevención. Que el verdadero papel de las mutuas sea mejorar la gestión de las distintas prestaciones para beneficio de los trabajadores y no supongan un obstáculo. Por último, que el INSS sea el organismo que determine la aplicación de la acción protectora cuando una persona se accidente o enferme como consecuencia del trabajo.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.