29

oct 2019

Carta abierta a la consellera Barceló: asunto Hospital General de Valencia

29 de Octubre de 2019. Rosa Zomeño Martínez

Estimada Señora Dña. Ana Barceló Chico: A través de estas líneas quiero poner en su conocimiento la situación que padecemos el personal del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia (CHGUV), cuyo Consejo de gobierno usted preside.


Hace ya dos años pedíamos el cese del equipo directivo, por la incompetencia demostrada en la gestión que tienen encomendada. Desde entonces no sólo no ha mejorado la situación, sino que además se ha puesto en evidencia, a través de los informes públicos de auditoría de la Intervención de la Generalitat Valenciana, que la gestión tanto económica como de recursos humanos del CHGUV está plagada de irregularidades y de incumplimientos de la normativa vigente.

Según dichos informes, hasta el nombramiento del propio director de recursos humanos está puesto en cuestión, así como algunas de las retribuciones que ha percibido durante 2018.

Los informes indican que se han abonado más de 23.000 euros de manera irregular a algunos/as trabajadores/as y que deben ser reintegrados, y no se ha iniciado ningún procedimiento para recuperar el dinero presuntamente abonado indebidamente. Tampoco se ha dado ninguna explicación pública que aclare la situación, cosa que debería haberse realizado en caso de que esas valoraciones no se correspondieran con la realidad.

La contratación temporal en el CHGUV también adolece de grandes defectos, entre los que se encuentran:

Frecuentemente se produce la contratación de personal que no está inscrito en ninguna bolsa de empleo vigente en el CHGUV.Se constituyen bolsas de empleo que son anuladas por sentencia judicial, por incumplir las normas de contratación establecidas en el CHGUV, a pesar de la sentencia mantienen en activo y siguen convocando bolsas de otras categorías similares a la anulada, obligándonos constantemente a acudir a la Justicia.Unilateralmente la dirección del CHGUV está computando, en las valoraciones de méritos de Bolsas de Empleo Temporal, el tiempo trabajado en Eresa (empresa privada que venía gestionando el TAC y la resonancia) como servicios prestados en el sector público, cuestión que es claramente contraria a la norma vigente.

Mención aparte merecen los constantes incumplimientos en materia de Prevención de Riesgos Laborales, de los que solo voy a enunciar algunos, porque dar detalle de los mismos precisaría de un espacio más allá de la amplitud de estas líneas. El CHGUV carece de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales que permita adoptar las medidas preventivas necesarias para proteger la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras. Las evaluaciones de riesgos de las distintas unidades o están obsoletas (algunas datan de 2004) o no están concluidas (caso del edificio quirúrgico que lleva 5 años en funcionamiento). La evaluación de riesgos psicosociales, cuyos cuestionarios se realizaron hace ya casi un año y de la que conocimos el informe en junio de este año, sigue sin que sirva para corregir las situaciones de riesgo por desinterés de la dirección, que ni siquiera acude a las reuniones en las que se deben priorizar las medidas a adoptar. Hay informes que indican que alguna de las salas de hospitalización (que falta por reformar) carece de los espacios mínimos necesarios para desarrollar el trabajo con seguridad y no se adopta ninguna medida al respecto. Y no puedo dejar de señalar la falta de implantación del Plan de Autoprotección, cuestión que venimos denunciando a lo largo de los años.

En referencia a las agresiones al personal sanitario, tras carecer durante años de un plan preventivo y denunciarlo a la Inspección de Trabajo, la dirección afirma que nos adherimos al Plan de la Conselleria de Sanidad, pero dicha acción no pasa de ser un anuncio.

Otro capítulo en la discriminación y mala gestión que padecemos el personal del CHGUV es el que corresponde al proceso de homologación retributiva que se inició en 2017, en cumplimiento de la Ley 40/2015. En dicho proceso se procedía a la homologación de categorías, a recortar mediante un CPG las retribuciones de las categorías que estaban por encima de sus homólogas de la Conselleria de Sanidad, y se indicaba que durante 2018 los presupuestos del CHGUV deberían prever el incremento retributivo de las categorías que cobran menos que en Conselleria, cuestión esta última que ha sido obviada por la dirección del CHGUV.

Desde CCOO nos vemos obligados a recurrir constantemente a la Inspección de Trabajo y a la administración de justicia para defender los derechos del personal del CHGUV. Y tenemos que lamentar que, a pesar de todas las cuestiones descritas, en ningún momento desde la Conselleria que usted dirige, que es la administración mayoritaria y por tanto responsable del Consorcio HGUV, haya exigido responsabilidades a la Dirección, ni haya tomado medida alguna en aras a reconducir la situación, que en última instancia acaba repercutiendo en la asistencia que prestamos a los usuarios y usuarias de nuestro sistema de salud.

Le pido para finalizar que asuma la responsabilidad política que le corresponde y adopte las medidas necesarias para reconducir esta lamentable situación, ya que ni los trabajadores ni los usuarios del CHGUV nos merecemos la situación creada por el actual equipo directivo.

 

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.