17

sep 2014

De alumno aventajado y esperpento educativo

17 de Septiembre de 2014. Paco García Alcaraz

Artículo de Paco García Alcaraz, responsable de la Federació d'Esenyament de CCOO en L'Alacantí- Les Marines.


Nuestra Conselleria de Educación, la de todas y todos, y el Consell, siguen empeñados en superarse a sí mismos en el circo del absurdo, las ocurrencias, los disparates y los ridículos para la historia que nos avergüenzan y sonrojan. De rabia también.

Con Font de Mora y Camps, la Conselleria y el Consell destacaron en la conjura perpetrada contra la LOE y el pacto educativo. Aquella deslealtad institucional nos dejó el ridículo internacional de la ¡ilegal! Educación para la Ciudadanía en inglés, un patético anuncio de chino mandarín, el «miope» rechazo valenciano a los ordenadores y un «premio gordo» de «1.000 millones de agujero», a sumar a los más de treinta mil de herencia valenciana que estamos pagando todos con impuestos y recortes. Made in CIEGSA, otra empresa de gestión opaca a las Cortes Valencianas, creada por el Consell y la Conselleria de Educación para construir centros docentes que ahora audita Bruselas.

Molt Honorables que nos arruinaron, aún nos humillan y que, además, dejaron a sus herederos prisioneros de la deuda y del descrédito de un PPCV salpicado de corrupción e imputados. Conselleria y Consell no pueden ahora objetar los dictados de Madrid y menos aún pueden reclamar nada. Se nos perjudica en el reparto de fondos y padecemos una larga sequía, pero ahora nadie reclama mejor financiación autonómica y el agua por la que se clamó con uñas, dientes y paellas para todos en tiempos no muy lejanos.

La Conselleria de Educación, discípula aplicada en recortes de profesorado, becas y plazas públicas, queriendo destacar también en anticipación de la LOMCE, ha acabado de nuevo en la pista central del circo del esperpento. Su espectáculo ¡adelanto del curso en el País Valencià, la única Comunidad que empieza las clases el 3 de septiembre! ha sido bochornoso en todos los sentidos. Otros territorios mucho menos calurosos, como Cantabria, Castilla y León o Galicia, simplemente esperan al 17 para empezar las clases.

Nadie conoce razones o informe que avale tal adelanto, pero si se pretendía ganar días lectivos o motivar el estudio, se ha conseguido justo lo contrario, y si se pretendían titulares de prensa, el objetivo está vergonzosamente cumplido. Además, Conselleria y Consell abundan en su error y, lejos de rectificar sabiamente, mantienen una propuesta que perjudica la educación y la sociedad valenciana. Sin embargo, nuestra Conselleria, lejos de abordar soluciones, se ha limitado a hablar del tiempo y a perseguir a los centros y gentes que se protegían del bochorno.

Al margen del calor, que pasará y de nuevo llegará, hay que recordar que el adelanto de este curso ha perjudicado su organización, y al profesorado, los estudiantes y las familias. No olvidemos que es el curso de la precipitada implantación de la LOMCE, una ley educativa impuesta sin consenso, contra la opinión de expertos, y contra la igualdad, la equidad, la inclusión, la participación y la democracia que debe impregnar cualquier sistema educativo justo y compensador de desigualdades. El cambio de fechas ordenado y la sumisión de Conselleria al calendario ministerial han resultado un desastre que ningún otro territorio ha sufrido.

Lo hemos visto en las largas colas de profesorado en la Dirección Territorial perdiendo un tiempo valioso en la entrega de documentación mil veces entregada; lo han sufrido equipos docentes y editoriales adaptando materiales y libros a los currículos LOMCE que Conselleria publicó tarde y mal (de la FP Básica ni siquiera ha dado tiempo); y es capeado como siempre por centros y profesorado, que acogieron al alumnado al mismo tiempo que cerraban programaciones, completaban plantillas, configuraban grupos, valoran propuestas editoriales, revisan materiales, preparaban clases, ajustaban horarios y dan LOE en los curso pares y LOMCE en los impares de la educación primaria.

En el camino de esta precipitada implantación de una ley razonadamente rechazada, hemos perdido la mitad de las horas de la normalización lingüística que manda el Estatut y la LUEV, las horas que necesita el currículo de plástica, la enseñanza de Valores Cívicos a todo el alumnado, la estructura de ciclos pedagógicos en primaria y los programas de Cualificación Profesional Inicial. A cambio «obtenemos» más religión, una asignatura de Cultura Valenciana que debería y no lo es, ser transversal al currículo de todas las áreas del aprendizaje y una FP Básica que devalúa la salida profesional que llevamos 23 años prestigiando y la garantía de mayor desigualdad social.

Y «llegó» el calor: hace décadas que cualquiera sabe que los centros docentes no están preparados para las temperaturas que se alcanzan. Por tanto, era y es descabellado pretender alargar o adelantar el curso escolar. Se ha hecho y las consecuencias están siendo terribles, la normalidad académica y el clima de trabajo está siendo imposible y los desmayos, las reanimaciones, las asistencias y desalojos en ambulancia, las clases en los patios o suspendidas y los plantes y movilización de estudiantes y familias han sido las noticias con las que nos desayunamos desde que empezó el curso.

El miércoles y convocado por la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública llevamos a cabo en Alicante un acto con vocación de punto de inflexión, «Mulla¿t per l¿educació». Nada se solucionará ocultando y negando problemas como la mala construcción y orientación de los centros escolares (los nuevos también) y para que todo cambie, se cumplan las leyes (la de prevención también), se garantice la normalidad académica (con calor también) y se acondicionen los centros, alguien debiera empezar a escuchar a la comunidad educativa que tantas veces ha hablado (con pancartas también).

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.