13

nov 2014

Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales sin amparo legal

13 de Noviembre de 2014. CCOO PV

El Partido Popular veta la Ley Integral por la Igualdad y contra la Discrimnación de personas LGTBI


El panel de votaciones de las Cortes Valencianas mostró el resultado de la votación, 39 votos a favor, emitidos por todos los grupos de la oposición de la cámara y 49 votos del Partido Popular en contra de la iniciativa,.

La sociedad valenciana se quedaba sin poder desarrollar la Ley integral de la Generalitat para la igualdad y contra la discriminación de personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales. (LGTBI).

Esta ley, finiquitada antes de nacer, de tan amplio título como alcance, se ocupa de algo tan
sencillo como "los derechos humanos de las personas lgtbi". Derechos que de nuevo, y en
un ejercicio de disonancia e hipocresía de los y las diputadas populares, van a quedar "en el
armario" a la espera de una próxima reconfiguración de unas Corts que sean más sensibles con
los más desprotegidos.

La decisión del PP, planteada a media voz por parte de Carmen Amorós, (a la que resultaba imposible escuchar debido al tono tan bajo empleado, algo sorprendente en ella), impedía a nuestra sociedad ser un punto de referencia estatal, como lo ha sido Catalunya con su Ley contra la Homofobia aprobada recientemente a pesar de los votos en contra del PP en el Parlamento Catalán, o la ley gallega contra la discriminación, apoyada por el PP pero vaciada de contenido.

Y todo ello a pesar de los esfuerzos y la energía consumidos por la diputada socialista Pilar
Sarrión, (que presentó la propuesta de ley consensuada previamente entre los colectivos lgtbi
y el resto de la oposición en las Corts), Fran Ferri de Compromís, (que denunció las agresiones
homófobas y la cerrazón del grupo popular), y Esther López de Esquerra Unida del País
Valenciano, (que realizó una encendida defensa recordando al PP valenciano su oposición
sistemática a todo lo que sean derechos  LGTBI y contra el derecho de las mujeres a decidir
sobre su cuerpo).

Los aplausos de la bancada del PP a los susurros de Carmen Amorós que se
refirió a la posibles contradicciones legislativas del ordenamiento jurídico como motivo del
rechazo a esta propuesta de ley, no lograron acallar las voces de la oposición ni el malestar de los colectivos que nos encontrábamos en la tribuna de invitados. Tampoco silenciaron las
palabras finales de Esther López en el sentido de recordar a sus bien pesantes señorías que
"seguimos teniendo el crucifijo de Cotino por encima de la Constitución".

El rodillo de la mayoría absoluta del Partido Popular ha servido una vez más, a juicio del grupo de Acción de CCOO PV para recortar los tan necesarios derechos civiles y laborales de la comunidad LGTBI de nuestra tierra.

Es evidente que, ni la recortada ley gallega, ni la elaborada ley catalana contra la homofobia, han tenido ningún problema de incompatibilidad. En el fondo, este veto es una muestra más de las contradicciones en las que el Partido Popular es capaz de caer mientras dice legislar con sensibilidad social y para todos.

Esperamos que, en breve, la voluntad de la ciudadanía nos permita estar debatiendo sobre una
ley tan necesaria para todxs. Así nos lo prometimos toda la oposición y los representantes de
los colectivos LGTBI presentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.