9

mar 2015

Lo que no se nombra sigue sin existir

9 de Marzo de 2015. Maria Candelas Sanchiz

Por María Candelas Sanchiz, secretaria de Igualdad CCOO Alacantí-les Marines, publicado en el Diario Información el día 8 de marzo de 2015


Y parece que eso es lo que pasa cuando el gobierno hace un repaso de la situación actual en el debate del estado de la nación?que no se nombra la desigualdad que existe y que aumenta porque no es una prioridad en los asuntos de Estado. Ni en 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, las mujeres trabajadoras en el ámbito productivo como en el reproductivo, ni en ningún día de estos últimos años, las políticas de igualdad han sido protagonistas en la agenda del gobierno.

Como bien dice CCOO en Una Mirada de Género: la creciente feminización del desempleo, la violencia machista que campa a sus anchas y no se le pone freno, el desmantelamiento en los servicios públicos de atención y cuidado de personas y su repercusión para las mujeres, la precariedad laboral, la brecha salarial, o los recortes en políticas de igualdad?han estado ausentes del discurso de Rajoy. Y  ¿no son temas lo suficiente importantes, sangrantes, injustos? como para no ser mencionados?  Si es cierto que lo que sigue sin nombrarse, sigue sin verse y, por tanto, sigue sin existir?de ahí la voluntad que  tiene el gobierno de eliminar la desigualdad entre mujeres y hombres.

El problema de la desigualdad y la discriminación no se resuelve dejándolo a la inercia, suponiendo que entra dentro de los programas establecidos, dando por hecho que eso es así? El problema de la desigualdad se resuelve haciendo un diagnóstico fiel a la realidad, analizando las raíces y los factores que lo integran, las consecuencias y las ramificaciones. Se resuelve estableciendo como prioridad hacer verdaderas y eficientes políticas de igualdad. Se resuelve invirtiendo todos los recursos necesarios para atajarlo de raíz. Se resuelve escuchando y dando participación a los agentes sociales que viven en las calles y en la ciudadanía las consecuencias de la desigualdad. 

Ignorar la desigualdad, que es una manifestación de la injusticia, no reconocerle a ese problema la dimensión que le corresponde es una forma sibilina de perpetuar la discriminación. Un ejemplo significativo de esto que estamos hablando es el barómetro del CIS, esa encuesta sociológica de la que periódicamente nos informan de las principales preocupaciones de la población española. El paro, la corrupción, la crisis económica suelen copar los primeros puestos. Ni se nombra la brecha salarial, la discriminación de la mujer o el techo de cristal. Entre los indicadores posibles aparece "la violencia contra la mujer" y algo tan inconcreto como "los problemas relacionados con la mujer", más allá del sentido machista que esconde este último indicador, ¿tan difícil es decir: "la discriminación de la mujer"? Pues sí, debe ser dificilísimo. Es un problema que afecta a la mitad de la población y no interesa ni a quienes redactan las encuestas.

Éste es el panorama, estos días hemos visto artículos y reportajes sobre la dimensión cuantitativa de esta lacra: más paro, menos ocupación, más temporalidad, más contratos parciales, menos salario, menos presencia en órganos de decisión públicos o privados? Es 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, también es momento de visualizar el daño que produce en las mujeres su discriminación y, especialmente, qué hacemos cada uno por evitarla, qué dejamos de hacer para perpetuarla. 

Desde CCOO seguiremos  exigiendo que la igualdad sea prioritaria en la agenda de todos los gobiernos, en todos los niveles territoriales. Una mirada de género que incluye como base empleo de calidad, el fortalecimiento de los servicios públicos y una renta mínima garantizada que proteja de la pobreza y la exclusión.

Es 8 de marzo y hay manifestación. En Alicante, a las 12 hrs. desde la Plaza de los Luceros. Empecemos por reconocer que tenemos un problema y por ponerle nombre. Ven al desfile y conoce a algunas luchadoras defensoras de la igualdad cuya experiencia nos puede enseñar a no ser cómplices en la invisibilización del patriarcado.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.