16

nov 2015

Una situación que requiere actuaciones urgentes

16 de Noviembre de 2015. CCOO PV


En Julio de 2012 fue convalidada la Ley 3/2012, la mal llamada Reforma Laboral; esta Ley entró en vigor en febrero de 2012, si bien con todo el proceso parlamentario acabó su tramitación en la fecha antes indicada, hecho que motivó la Huelga General del 14 de Noviembre 2012.
 
Tras las diferentes "reformas" que se han venido aplicando por el actual Gobierno, con un sentido muy práctico tenemos que decir que ha supuesto los mayores ataques a los derechos de los trabajadores en nuestra democracia.
 
Este periodo de esta Legislatura que está a punto de finalizar con la convocatoria de las Elecciones para el próximo día 20 de Diciembre, se han hecho muchos Reales Decretos Leyes, que han afectado fundamentalmente a los derechos de las trabajadoras y trabajadores en materia laboral, también en materia de derechos sociales, recortes en sanidad, educación, dependencia, becas, etc.
 
En materia de derechos y más en concreto en prestaciones por desempleo, ha habido unos recortes muy importantes en las prestaciones tanto en el nivel  contributivo como en materia de subsidios. En concreto se ha pasado de que una persona que tuviera derecho a los veinticuatro meses de desempleo, con la anterior Ley - que dicho de otra forma tampoco era ninguna milonga.

Los primeros seis meses se cobraba el 70% de la base reguladora del salario medio de los ciento ochenta días anteriores al cese en la actividad, y posteriormente los restantes dieciocho meses el 60%. Con la reforma en esta materia se pasa este último tramo de los 18 meses al 50%, quien los pueda obtener, y digo esto debido a la precariedad y corta vigencia de los contratos, con lo cual hay una reducción del 10%, importe importante si tenemos en cuenta las bases máximas para percibir las prestaciones.

Esto parece ser que ha pasado sin pena ni gloria a pesar de las denuncias que hemos venido realizando, y como dice el presidente del Gobierno, "si haber dejado a nadie en el camino", seguramente no vamos por el mismo camino o senda.
 
Otro de los temas importantes que ha supuesto un frontal ataque a un colectivo importante de trabajadores y trabajadoras ha sido el relativo al subsidio conocido como el de mayor de 52 años. Hasta agosto de 2012, las personas mayores de esta edad tenían derecho a dicho subsidio si tenían todos los requisitos para poder acceder a la pensión de jubilación salvo la edad. Una persona terminaba su prestación de desempleo, por ejemplo, con 51 años, sólo tenía que seguir estando dado de alta en el registro del paro de los servicios públicos de empleo y al llegar a los 52 años tenia derecho a esta prestación. Pero además se cotizaba para el futuro de su pensión el 125% del SMI, con lo cual no es que fuera una cantidad muy importante, pero suponía una mejora para el futuro de su pensión; no necesitaba ningún requisito más que los expuestos aquí, tener quince años cotizados como mínimo.
  
Con la modificación de esta Ley se pasa de 52 a 55 años, lo que ha supuesto a este colectivo de personas se les priva del derecho antes indicado; pero aquí no acaba la situación, sino que para poder acceder a la prestación de mayor de 55 años se tienen que tener los requisitos antes expuestos.

Además, algo que con la anterior normativa no ocurría: para acceder a la prestación, se tiene que provenir directamente de cobrar el desempleo, con lo cual a una persona que tenga por ejemplo 53 años y finalice su desempleo, como no tiene los 55 años no tiene derecho.

Con la anterior normativa cuando una persona tenía 50 años finalizaba su prestación a los 51, si continuaba dado de alta en los registros de las oficinas de empleo, al llegar a los 52 años se le reconocía la prestación; ahora no. Y, además, como en casa de esta persona se perciban importes sobre los 800 ?, por alguno o varios miembros de la unidad familiar, tampoco se les va a reconocer la prestación.
 
Estamos hablando de colectivos que tienen muchas dificultades para encontrar trabajo. Así lo avalan los datos. Se trata de ayudas o subsidios "de subsistencia", no de salarios, por eso considero que es un atropello a los ciudadanos, sin haber sido estos los causantes de la llamada "crisis". Los datos, ahí están recientes del mes de Octubre.
 
Estas cuestiones fueron explicadas en su momento y en cada ocasión que tenemos ocasión, es más estamos recogiendo firmas para una ILP para que en la próxima legislatura se debata en las Cortes Generales, una propuesta para dar cobertura a los colectivos en situación de exclusión social. A esto hay que añadir todo el contenido de la reforma laboral. Miremos si no hay motivos para realizar las protestas que se hicieron con la convocatoria de Huelga General. Miremos también los descuelgues de convenios colectivos que ha habido.
 
Por otro lado, está el desempleo de los jóvenes, y que estos si no han trabajado no tienen derecho a ninguna prestación; tienen un paro que supera el 50% y determinados organismos están indicando que hay que ponerse manos a la obra porque aunque no nos damos cuenta de estas situaciones, estas están llevando a muchas personas a la exclusión social. ¿Qué porvenir les espera?

Por eso, aunque sólo un cambio radical de políticas pueda generar empleo, resulta imprescindible adoptar medidas que ayuden con carácter de urgencia. En este sentido, CCOO considera necesario que España adopte la llamada "Garantía Juvenil" -ya en marcha con buenos resultados en otros países europeos, para impedir la aparición de una generación pérdida.
 
Falta un compromiso poítico, económico y social, para transmitir algo de positivo a la sociedad. La sociedad está más que harta de tanta crispación, de tanto recorte en derechos y del saqueo de las arcas??etc., y sobre todo hay que analizar el empleo que se está creando, claro que nos alegramos de que haya menos parados y paradas en las oficinas de SEPE-SERVEF. De lo que no nos alegramos es de la situación de esos contratos, trabajo digno, para una vida digna, y esto será bueno para el conjunto de la sociedad.

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.