22

feb 2016

Asumimos el desafío

22 de Febrero de 2016. Paco Molina Balaguer

Por Paco Molina Balaguer, secretario general CCOO PV


La reunión fundacional del 11 de diciembre de 1966, a la que acudieron un grupo de hombres y una mujer, supuso una luz de esperanza en la larga etapa de oscuridad franquista.
 
Recordar la historia de CCOO PV es hacerlo de miles de relatos de personas, la mayoría anónimas, que han contribuido decisivamente a la configuración de lo que somos. Personas que, con su compromiso cotidiano, nos han engrandecido como sindicato. Todas ellas son las protagonistas de la conmemoración de nuestro 50 aniversario.
 
Queremos celebrarlo poniendo en valor nuestra aportación a la transformación de este territorio, por eso tenemos previstos actos desde Vinaròs a Orihuela, pero sin nostalgias. Es una oportunidad para mirar hacia el futuro, desde el convencimiento de que sigue siendo imprescindible la organización sindical para la reconstrucción de los derechos laborales, de las libertades y de la cohesión social, hoy tan seriamente amenazados.
 
Somos conscientes de que, en un contexto de pérdida de confianza en las instituciones "del pasado", hemos de actualizar el sentido de nuestra organización. Ser capaces de arriesgar para seguir siendo útiles y para atender mejor las legítimas aspiraciones de trabajadores y trabajadoras.
 
Ante los cambios profundos que han afectado al mundo del trabajo, el sindicalismo está obligado a ponerse del lado de las personas más desfavorecidas y empobrecidas, haciendo nuestros sus problemas, acompañándolas en sus necesidades. Nuestra misión va más allá de los centros de trabajo, hoy el conflicto es social y se libra también en los servicios públicos, la igualdad, las migraciones, la vivienda, la sostenibilidad? elementos clave de nuestra acción sindical.
 
Asumimos ese desafío durante todo este año, el de reflexionar colectivamente sobre estas intuiciones, el de generar propuestas ilusionantes, el de tejer redes con otros movimientos sociales. Así precisamente nacimos, junto a otras muchas expresiones de resistencia con las compartíamos objetivos. También la conmemoración de este 50 aniversario debe servirnos para fortalecer esas complicidades, no ya para resistir, sino para hacer frente a esas fracturas sociales.
 
 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.