16

may 2016

Al presidente de la patronal de hostelería de Castellón y al secretario autonómico de Turismo

16 de Mayo de 2016. Jaume Mayor Salvi, secretario de Acción Sindical CCOO PV

Distinguidos señores, el motivo de la presente no es otro trasladarles una preocupación y una propuesta. Como bien saben, las relaciones laborales en nuestro país se articulan a través de la negociación colectiva, tal y como la Constitución y el Estatuto de los Trabajadores establecen. Por ello, la legislación laboral plantea unos mínimos en algunas materias que la negociación se encarga de concretar.


Las últimas reformas laborales han tenido por objetivo vaciar de contenido la negociación colectiva, debilitando la regulación de las condiciones laborales de manera colectiva y apostando, por tanto, por su individualización. En algunos sectores y lugares se ha pretendido (y se pretende) hacer desaparecer los convenios sectoriales, que son los que dan cobertura a la inmensa mayoría de quienes trabajan en nuestro país. No olvidemos que nuestra estructura productiva, también en el sector de la hostelería, está formada principalmente por pequeñas empresas, con nula capacidad real de negociación colectiva y que se regula, por tanto, a través de los convenios sectoriales.

Un caso que ilustra con total claridad lo que les planteo es la situación en la que se encuentra actualmente el convenio de hostelería de la provincia de Castellón, que afecta a unas 15.000 personas, en temporada baja, y a unas 25.000, en temporada alta. Les resumiré la situación (que por otra parte conocen bien) de forma breve para no cansarles.

No descubro nada al afirmar que los convenios sectoriales homogenizan condiciones laborales y evitan que su devaluación (principalmente el salario) se utilice para competir entre las diferentes empresas del sector. Sin embargo, una negociación empresa a empresa corre el serio riesgo de convertirse en una competición a la baja de salarios y condiciones de trabajo, además de dejar sin cobertura a una inmensa mayoría de trabajadores y trabajadoras.

Por ello, es preocupante que una sectorial como la de la hostelería de la provincia de Castellón haya decidido emprender ese camino como estrategia. Hasta el momento, se han negado a negociar de buena fe, poniendo sobre la mesa propuestas que sabía inasumibles, como una bajada salarial del 20%, para crear una apariencia de negociación donde solo había voluntad de dejar pasar el tiempo para que el fin de la ultraactividad hiciera el resto. Han impulsado además, desde los despachos que la asesoran, la creación de convenios de empresa en determinados hoteles (las empresas más grandes del sector) para ir vaciando la mesa negociadora de interlocutores por la parte empresarial.

Esa estrategia choca frontalmente con todo aquello por lo que el nuevo Gobierno valenciano está apostando, y que el sindicato comparte. Dignificar un sector importante de nuestra economía como es el turismo o apostar por que el cambio de modelo no se produzca solo en la industria, sino que llegue a todos los ámbitos, incluido la hostelería. No es posible una oferta de servicios turísticos de calidad si quienes los prestan no tienen unas condiciones de trabajo dignas. No podemos hablar de compromiso social al tiempo que se permite la explotación laboral. No se puede vender excelencia precarizando, no se puede, así no.

Cambiar el modelo productivo que hizo que la crisis tuviera más coste social y laboral en el País Valencià que en otros territorios del Estado español (por no hablar del resto de Europa), precarizando condiciones de trabajo y reduciendo derechos, es sencillamente imposible. Tratar de construir ese cambio sin asegurar una base firme que lo sostenga, además de conducir a un nuevo fracaso, supondría perder de nuevo una oportunidad de apostar de verdad por nuestro país, nuestra economía y nuestra gente.

Crear un modelo turístico de calidad y dignificar la calidad de su empleo no son opciones alternativas, sin la una, la otra es sencillamente imposible. Por eso, desde CCOO PV insistimos en la necesidad de un convenio colectivo sectorial que establezca unas condiciones de trabajo dignas para todas las personas del sector, que garantice derechos y que sea esa base sólida sobre la que construir un nuevo modelo económico, que va a necesitar de mano de obra, formada, profesional, cualificada e implicada. Por eso apostamos desde el sindicato, por eso nos consta que se apuesta desde la Administración y por eso nos gustaría que se apostase desde las asociaciones empresariales. Todos los actores implicados en hacerlo posible deben sentarse y tratar, honestamente, de avanzar en esa dirección.

Un saludo,

Jaume Mayor Salvi

Últimas entradas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.