20

oct 2017

Sector Cerámico: Recuperación para todos?

20 de Octubre de 2017. Andrés Martínez de la Cruz

Estimada lectora, desde las Comisiones Obreras, entendemos necesario destacar en esta Tribuna que en las próximas fechas dará inicio la negociación del Convenio del Sector Cerámico, profundamente estratégico en nuestras comarcas.

El sector cerámico es uno de los motores fundamentales de la provincia de Castellón y aporta un 12% del PIB industrial en el País Valencià. En estos momentos tiene una masa social de alrededor de 14000 trabajadoras y trabajadores y en los momentos más álgidos de su actividad ha empleado 28000 personas.

Es de justicia social mirar el retrovisor y hacer memoria, habida cuenta que en estos últimos años han perdido su puesto de trabajo prácticamente el 50 % de los empleados en el sector, quedando muchos de ellos indefinidamente expulsados del mundo del trabajo. Vaya desde estas líneas nuestra máxima solidaridad y máximo esfuerzo para revertir desde la propuesta sindical esta situación.

Para ello es necesario hacer una breve retrospectiva del cómo y el porqué ocurrió, todo ello en consonancia con la Reforma Laboral del año 2012, que fue perfectamente llevada a efecto, y bajo una “justificación” empresarial que llevaba la crisis económica por bandera:

En un primer estadio, se utilizó por parte de las empresas la figura del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Extinción de contratos, dónde perdieron su empleo los trabajadores más antiguos del Sector, que percibían unas retribuciones más amplias en virtud de su antigüedad y los pluses consolidados.

En un segundo estadio, afloraron los Expedientes de Regulación Temporal de empleo (ERTE) de suspensión de contratos, con el objeto de disminuir temporalmente costes salariales y vender la producción que tenían en STOCK las empresas, aumentando por tanto sus beneficios empresariales.

En un tercer estadio, ya con la masa social del sector reducida a la mitad y una legislación laboral que desregula y estrangula en épocas difíciles, pero que ahoga y no articula mecanismos de regulación y compensación cuando la situación mejora, las sociedades pasaron a utilizar las MSCT (modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo) con el objeto fundamental de disminuir y devaluar los salarios, así como ajustar las jornadas laborales de las trabajadoras y trabajadores, en busca de una mayor competitividad.

Pues bien, ahora que se abre la negociación del Convenio el escenario es completamente distinto y no hay cabida para “justificaciones de carácter económico”.

Por una parte, la economía a nivel general, se recupera y crece a un ritmo del 3% en términos macroeconómicos, aunque esa mejora no llegue a los trabajadores y familias y a su vez la destrucción de empleo en el sector parece estabilizada.

Por otra, el sector cerámico lleva creciendo a un ritmo del 5% aproximadamente en los últimos ejercicios y sus niveles de facturación, producción y por tanto beneficio empresarial están situados en cifras semejantes al año 2007.

Hace apenas unos días, en este mismo periódico y en palabras de la propia patronal, se daba por hecha una previsión de crecimiento sectorial para el año 2018 del entorno del 5 % respecto al 2017, una afirmación que saludamos sin ninguna duda y que valoramos positivamente.

Del mismo modo, en estos últimos años se han abierto nuevos mercados internacionales, de manera que en los primeros seis meses de 2017 se ha vendido el producto final acabado en 181 países distintos, con unas ventas de 1.423 millones de euros y se ha emergido una recuperación de la demanda interna, que se sitúa en torno a un 40 %.

Por tanto, la clave de bóveda en esta negociación parece evidente, ¿si se produce, se factura y se vende en los mismos términos que en periodos pre-crisis con la mitad de la plantilla en su conjunto, no es momento de recuperar derechos sociales, laborales y económicos? De la misma manera, ¿ no se da la coyuntura perfecta para la creación de empleo en el sector?

Es momento de pedir responsabilidad y altura de miras a las partes en la negociación, dado el contexto en que nos situamos. Es bien seguro que las CCOO la tendrá, desde la propuesta y la acción como sindicato mayoritario en el Sector y en manos de su Comisión Negociadora. Es momento de recuperación, pero…. ¿Sector Cerámico, Recuperación para todos?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.